Pleno de la Asamblea Nacional discutió la Ley General de los Servicios Postales

Quito, 3 de febrero de 2015.- La Ley General de los Servicios Postales se debatió durante la sesión No. 313 del Pleno de la Asamblea Nacional. Garantizar un servicio eficiente al ciudadano y fomentar un mercado atractivo para las empresas de envíos, fueron los principales temas a tratar.

Richard Calderón, presidente de la Comisión Especializada Permanente de Gobiernos Autónomos, Descentralización, Competencias y Organización de Territorio de la Asamblea Nacional, se encargó de presentar al servicio postal como un sector estratégico que posibilita la aplicación del derecho ciudadano a la comunicación, consagrado en la Constitución, y con un impacto dinamizador para el sector productivo del país.

Calderón resaltó, entre los principales puntos de esta Ley, que con su aplicación se podrá regular el régimen tarifario, hasta ahora inexistente, identificar los componentes de la red postal pública y garantizar la inviolabilidad del paquete postal.

El debate inició con la asambleísta Paola Pabón, quien señaló que debido a la mutación que ha vivido el sector postal por las nuevas tecnologías, es urgente darle un mejor uso y aprovechar la visión estratégica del servicio con la regulación del Estado.

La asambleísta Soledad Vela opinó que la regulación de los precios permitirá ajustarse a la realidad de los usuarios. Por ello, “es importante normar las obligaciones de las empresas de envíos”, acotó el asambleísta Gastón Gagliardo.

Por su parte, el asambleísta René Yandún, solicitó que la vigilancia de la calidad del servicio se realice conjuntamente con los GAD, a través de acuerdos de cooperación suscritos.

En el debate también aportaron los asambleístas: Galo Borja, María Augusta Calle, y Verónica Guevara quienes, desde diferentes perspectivas, señalaron que la Ley de Servicios Postales consolidará el desarrollo del servicio postal y lo ubicará al sector como ese motor logístico de las actividades productivas del país.

Finalmente, la sesión No. 313 fue suspendida por el asambleísta Virgilio Hernández, miembro del Consejo de Administración Legislativa (CAL), y durante los próximos días se recogerán todas las observaciones del primer debate para ser analizadas por la Comisión.